Urgente o Importante, un Principio de la Efectividad

Publicado por viernes, 24 de febrero de 2012
Administrar bien el tiempo es algo que todos deseamos, pero que no muchos logran. 

Es común que al terminar el día, muy agotados, empecemos a pensar y nos demos cuenta de que no hicimos nada de lo que debíamos hacer, o que hicimos mucho pero avanzamos poco.



Esto generalmente pasa cuando nos dedicamos de lleno a las urgencias ¿Esta mal? No, mientras sean urgencias importantes. Pero muchas veces no tienen tanta importancia y lo único que hacemos al dedicarnos a ellas es perder tiempo que podríamos atender lo que verdaderamente es importante y por lo tanto esto se va postergando y provocando aun más urgencias. Una cadena interminable y muy estresante.

Detente un poco! Empieza por identificar estas 3 categorías y ordenar tu agenda, respeta lo urgente y lo importante por algunos días y veras como tu tiempo se va optimizando cada día más ya que las urgencias iran desapareciendo.

No siempre lo urgente es importante
“Tengo que hacerlo es urgente! – Espera… - No tengo tiempo, es URGENTE – Pero… ¿Es importante? – Pensándolo bien… NO”

Si nos tomaríamos un minuto a pensar antes de hacer algo urgente nos daríamos cuenta de que muchas urgencias no son precisamente importantes y solo perdemos el tiempo en ellas.

¿Cómo saber si algo que es urgente, no es importante? Pregúntate si eso que demanda de ti con urgencia aporta a otras cosas importantes o al cumplimiento consistente de tus metas y objetivos.

No siempre lo importante, es urgente
Aquí tenemos otra cara de la situación, ir al medico para hacerse un chequeo total es muy importante… pero no es urgente.

No podemos usar el tiempo de atender algo urgente para hacer algo, como el chequeo general, cuando esto puede postergarse para después.

Debemos aprender a identificar estas cosas y, claro que son importantes, por eso debe darles un lugar en su agenda pero siempre planificando los tiempos y poniéndolo después de lo que es urgente.

Lo urgente e importante
Hay cosas que son urgentes y también importantes por lo que deben convertirse en nuestras prioridades. Si son urgentes es porque no tenemos demasiado tiempo para resolverlas, entonces debemos enfocarnos en ellas y dedicarnos exclusivamente a su resolución dejando atrás las demás cuestiones que pueden esperar.

Así pues este es un principio de la efectividad sencillo de explicar pero que si logramos dominarlo nos aportará un enorme grado de satisfacción en el avance hacia nuestras metas familiares, empresariales y personales. Cuéntame sobre tu experiencia administrando lo urgente y lo importante!

Más temas para recargar tu actitud:

1 comentarios :

  1. es cierto has dos listas lo importante y lo urgente lo importante lo realizaras terminalas hoy porque de lo contrario al diga siguiente se convertira en urgente, mientas menos cosas urgentes tengas que hacer estaras mas tranquilo.

    orlandomd1@hotmail.com
    peru

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. Deja tu nombre y ciudad y con gusto responderé lo antes posible (por razones de tiempo no respondemos a correos electrónicos).

Actitud 3.0 Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger